Palanca Digital recibe comunicados y colaboraciones en: Formulario de contacto mailto:santosdran@gmail.com

Palanca Digital pretende ser un medio alternavibo en sentido estricto, darle voz a quienes las multinacionales de la comunicación se la niegan, si bien nos reservamos el derecho de seleccionar lo que publicamos esto no significa que acordemos o nos responsabilisemos de todo lo piblicado, quienes deseen derecho de replica pueden ejercerlo mediante comentarios a cada post de este blog.

20 julio 2007

Discurso que Laura Ginsberg leyo en el acto organizado el pasado 18 de julio, con motivo de cumplirse 13 años del atentado a la AMIA.

Discurso que Laura Ginsberg (integrante de APEMIA) leyo en el acto organizado el pasado 18 de julio, con motivo de cumplirse 13 años del atentado a la AMIA y a 10 meses de la desaparición de J.J. López.

Hoy… al cumplirse 13 años del atentado en la calle Pasteur, levantamos nuevamente esta tribuna para denunciar que bajo el gobierno de Kirchner continúan la impunidad, la falta de justicia y el encubrimiento de los responsables de esta masacre, que se cobró la vida de nuestros familiares y amigos en la AMIA.

En esta oportunidad, y en medio de tanta publicidad oficial sobre los supuestos logros y avances en el tema AMIA, venimos a denunciar que el gobierno de Kirchner, que prometió terminar con esta vergüenza nacional, está terminando, en realidad, con cualquier posibilidad de investigación y de juicio y castigo a los culpables.

Tratan de diferenciarse de gobiernos pasados, pero usan el mismo estilo de cada uno de ellos desde el menemismo para acá: aprovechan un nuevo aniversario para llenarse la boca de supuestos avances para dar con los responsables criminales que están a miles de kilómetros de distancia…pero reconocen que no persiguen ni siquiera a los encubridores que tienen a la mano.

El gobierno nacional es el responsable de esta situación de parálisis producto de los acuerdos internacionales que vienen tejiendo desde hace más de un año, en complicidad con las direcciones de DAIA y AMIA, para poner el tema AMIA al servicio de las políticas de guerra y agresión en Medio Oriente.

Y como una muestra de esos supuestos avances, han tenido el descaro de firmar un nuevo decreto de duelo nacional, en el cual el gobierno iguala el significado del duelo a un “acto permanente de repudio y condena”.

El Presidente sabe que el duelo terminó…lo impresionante es que en nombre de supuestos avances y promesas de futuros cambios pretenda orientar por decreto las condenas que no pudo impulsar en sus más de 4 años de gobierno!!!!

Es más: lejos de condolerse con los damnificados y las víctimas, define el ataque a la AMIA como “una agresión a los valores éticos y jurídicos“.

Sr. Presidente: los agredidos fuimos nosotros y nuestros familiares y amigos asesinados. Usted sale en defensa de esos “valores éticos y jurídicos” que permitieron al Estado argentino ser el encubridor agravado del ataque a la AMIA. Usted presenta al Estado como la víctima de un “ataque a la soberanía de la Nación” y no como lo que es: cómplice y victimario de nuestros familiares y amigos.

Cuando el Estado está empeñado en quitarse toda responsabilidad por su propia acción criminal y encubridora, buscando acusar a terceros Estados de ser la conexión internacional del atentado a la AMIA en base a pruebas secretas de origen espurio…cuando busca satisfacer acuerdos internacionales que permitan declarar “zona liberada” a la Triple Frontera para que Estados Unidos instale allí una fuerza militar permanente….¿¿¿quién es el que entrega la soberanía nacional, quién es el victimario que se atreve a colocarse en el lugar de la víctima, sino el propio gobierno de Kirchner???

La bomba en la AMIA ha sido un verdadero acto de terrorismo de Estado en democracia y hoy estamos aquí junto a quienes han sostenido una lucha inquebrantable en contra del terrorismo de Estado de la dictadura, desde hace más de 30 años.

En esta oportunidad, el dolor y la impunidad que nos atraviesan por el crimen de la AMIA se han multiplicado por la desaparición del compañero Jorge Julio López y por el asesinato del maestro Carlos Fuentealba.

Y porque compartimos el dolor y nos hermana la lucha contra la misma impunidad, es que hoy tenemos el orgullo de compartir este acto con el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, junto a quien también denunciamos la responsabilidad del gobierno por el encubrimiento del secuestro de López, cuando se cumplen 10 meses de su desaparición.

No es casualidad que hoy estemos aquí junto a los Familiares y Sobrevivientes de la masacre de Cromañón, junto a los jóvenes universitarios, junto a las organizaciones que luchan por la libertad de los presos políticos y contra la represión policial….

No es casualidad que sigamos denunciando y resistiendo los embates de las políticas de manoseo, encubrimiento y criminalidad estatal del gobierno de Kirchner, cuando sus medios de prensa nos ningunean, censuran y pretenden aislarnos del conjunto de la sociedad, sistemáticamente….

No es casualidad, porque este acto de oposición a las políticas de Estado de encubrimiento, impunidad y complicidad criminal no es otra cosa que el resultado de un esfuerzo compartido por instalar una agenda de lucha contra la impunidad en nuestro país.

Tampoco es casualidad que en el acto de esta mañana, estuvieran presentes Kirchner y su esposa, junto a los embajadores de los Estados Unidos, Israel y otros países de la OTAN. Después de haber faltado el año pasado al acto oficial, el matrimonio presidencial volvió…Volvieron para felicitarse junto a sus anfitriones por los resultados obtenidos, producto de los compromisos internacionales que asumieron: poner al país detrás del apoyo incondicional al dictamen del fiscal Nisman y de la sanción de la ley antiterrorista.

Diez años atrás, la dirección de AMIA y DAIA cruzaba la Plaza de Mayo para pedirle disculpas al gobierno porque habíamos acusado a Menem y a Duhalde “de encubrir la conexión local que sirvió para matar a nuestros familiares”.

En plena campaña electoral, hoy es el gobierno de Kirchner quien cruza la Plaza de Mayo para honrar los compromisos asumidos con el Departamento de Estado, la Embajada de Israel y el Comité Judío Americano, quien exigió estas políticas para

-literalmente- “cerrar este episodio trágico de la historia argentina”.

Nosotros denunciamos que el camino del compromiso internacional con los mismos países que acompañaron el encubrimiento es el camino que bloquea cualquier posibilidad de investigación y va en contra del esclarecimiento de la masacre de la AMIA.

Por eso, la presencia de Cristina Kirchner en el acto oficial tiene como único sentido la ratificación de esos compromisos que ella misma articuló en Washington, en Tel Aviv, en Venezuela y en Buenos Aires, y así convierte a este nuevo aniversario en su plataforma de lanzamiento a la carrera por la Presidencia de la Nación. Estos son los únicos avances que el gobierno tiene para mostrar: los que tienen que ver con el reforzamiento de sus vínculos internacionales, con el único objeto de poner el tema AMIA al servicio de la guerra de agresión en Medio Oriente, al servicio de los gobiernos más repudiados del planeta, los gobiernos de Bush y Olmert.

¿Entonces, de qué habla el gobierno cuando dice que hay avances en la investigación del ataque a la AMIA?

Al respaldar al fiscal Nisman, el gobierno oculta que su dictamen es un refrito del informe que la SIDE elaboró bajo el gobierno de Duhalde con los aportes de la CIA y el Mossad.

Son los mismos viejos métodos que Nisman usaba en el pasado, cuando acompañaba a Galeano y a los fiscales Mullen y Barbaccia, que liquidaron las acusaciones contra Telleldín y la Bonaerense, y terminaron con la libertad de todos los imputados. Con fundamentos basados en ‘secretos’ de Inteligencia, los nuevos pedidos de captura de Nisman no son ningún avance ni aporte a las viejas promesas de verdad y justicia.

Nisman y el juez Canicoba Corral no avanzan un milímetro en esclarecer nada… pero tienen el coraje de pretender ser los fundadores de una nueva jurisprudencia internacional: un nuevo concepto jurídico de Terrorismo de Estado y/o Genocidio, en el cual habría “Estados víctimas” y “Estados victimarios”. Se trata de una violación de los principios internacionales que se definieron hace años y fueron aceptados incluso por Argentina: el ‘Terrorismo de Estado’ no es otra cosa que el que practican los Estados contra su población civil.

Por eso decimos que este dictamen no está motivado ni en la búsqueda de la verdad ni en investigación alguna de la Fiscalía, sino que busca liquidar formalmente la conexión local para exculpar al Estado Argentino de su responsabilidad criminal en la masacre de nuestros familiares en la AMIA.

No sólo no investigan las responsabilidades locales… Cuando Kirchner, Canicoba Corral y Nisman hacen esta acusación internacional y se comprometen con sus socios para sostener este entramado, lo que hacen es ocultar la complicidad de esos mismos Estados socios en el encubrimiento del Estado argentino durante tantos años.

El fiscal oculta la verdad y las pruebas. ¡¡Por eso exigimos la inmediata renuncia de Nisman!!

Los propagandistas oficiales tampoco tienen éxito cuando intentan mostrar avances para condenar, al menos, a los “encubridores”.

¿Alguien puede creer en la promesa de un nuevo juicio, ahora para Galeano, Anzorreguy y los fiscales, quienes ni siquiera fueron acusados por haber integrado la asociación ilícita del Estado que le pagó los u$s 400.000 a Telleldín?

La vieja promesa de identificar a los culpables con el futuro entrecruzamiento de 300 millones de llamadas telefónicas realizadas en 1994, ¿no es una tomadura de pelo que vienen prometiendo por lo menos desde hace 3 años?

¿Se puede presentar como un ‘avance` la condena a prisión del ex-comisario Castañeda, responsable de la desaparición de 66 cassettes de escuchas telefónicas, que sigue en libertad?

¿O del compromiso de “ir a fondo” contra Menem y Corach cuando se acercan las elecciones de octubre, y ni siquiera el juez Lijo piensa en acusarlos?

¿Estos son los “avances trascendentes” de los que habla Alejandro Slokar, subsecretario de Política Criminal del Ministerio de Justicia a cargo de la Unidad AMIA?

El gobierno no puede reconocer ni sus propios fracasos…

Después de impulsar el llamado “juicio histórico”, Kirchner dijo que se trataba de un “entretenimiento”… Después de que sus ministros alentaran la libertad de los policías inculpados y aplaudieran a los jueces “valientes”, Galeano y el ex-comisario Castañeda siguen en libertad…

Después de firmar decretos para abrir los archivos secretos, los mantiene cerrados…

Después de haber probado los pagos ilegales, el ocultamiento y la destrucción de pruebas, rescata a las fuerzas de seguridad e inteligencia que intervinieron en la comisión del atentado y en su posterior encubrimiento…

Después de decir que no se ata las manos ante ninguna impunidad, no mete presos ni siquiera a los encubridores.

Así, en lugar de terminar con la “vergüenza nacional”, el Presidente pone un punto final a cualquier posibilidad de investigación y esclarecimiento del atentado, de la mano de DAIA/AMIA y de los Estados que lo encubren. Por eso hay impunidad.

Hace exactamente un año, intentando responder las críticas por la falta de resultados en la investigación que le formularon otros familiares, Kirchner dijo “No soy Mandrake”, como si luchar contra la impunidad fuera un problema de magia…

No se trata de ser Mandrake… Él mismo reconoció su impotencia ante los crímenes del terrorismo de Estado, diciendo: “No puedo encontrar lo que pasó totalmente hace 30 años como no lo podemos hacer ahora … vayamos a las cuevas a buscar a los que tienen responsabilidad”.

Pero las llaves para abrir esas cuevas donde se ocultan los archivos secretos están en sus manos. Allí encontraremos a los responsables del crimen de la AMIA, a los responsables de la desaparición de Julio López, a los responsables ideológicos de la masacre del Puente Pueyrredón y de la voladura de Río Tercero.

El gobierno no abre las cuevas porque no le importa ni el juicio ni el castigo a los responsables de tanta criminalidad, mientras abusa de la demagogia para intentar mostrar que “algo hacen”.

Nuestra consigna de “apertura inmediata de los archivos” que se actualiza día a día atraviesa los reclamos de verdad y justicia de muchos crímenes que hoy permanecen impunes. ¿Por qué? Porque en los archivos secretos se ocultan las responsabilidades criminales del Estado. Preservar el secreto de Estado es un principio de autodefensa para ocultar las prácticas de terrorismo de Estado aquí y en el mundo entero.

Cuando lo que se hace es enterrar cualquier investigación en nombre de supuestos “avances”, las maniobras se convierten en una política de Estado que no puede ocultar que el gobierno no tiene NADA para mostrar que satisfaga nuestros reclamos.

Kirchner sigue manipulando la falta de esclarecimiento de la masacre de la AMIA para justificar la reciente sanción de la ley antiterrorista reclamada por la DAIA, la AMIA, el Departamento de Estado y el Comité Judío Americano hace varios años.

En el país de los 30.000 desaparecidos y del terrorismo de Estado practicado bajo la dictadura o bajo gobiernos democráticos, en el país de los desaparecidos Jorge Julio López y Gerez, en el país de la maldita bonaerense de Etchecolatz y de Ribelli y del “gatillo fácil”, mientras la Corte Suprema anula el indulto a los genocidas y busca la manera de que no vayan presos, y cuando resulta evidente la responsabilidad estatal en el ataque a Río Tercero, la ley antiterrorista no viene a esclarecer ninguno de estos crímenes ni a imputar a sus responsables. Esta ley la van a usar para perseguirnos a nosotros, a la sociedad toda, a todos aquellos que enfrentamos al Estado en esta lucha contra la impunidad.

Por eso repudiamos la ley antiterrorista y exigimos su inmediata derogación. La pretensión gubernamental de “colgarle” al ataque a la AMIA el cartel de “terrorismo internacional” para justificar la sanción de esta ley y colocar al Estado argentino como víctima no resiste el menor análisis, porque fue el mismo Estado nacional quien reconoció por Decreto ser el encubridor agravado de este ataque terrorista.

Estamos convencidos de que hay una salida contra la impunidad y es enfrentar al Estado que la organiza y nos la impone. Por eso estamos aquí, como también estaremos presentes cuando se cumpla un año de la desaparición de Jorge Julio López como parte de una campaña nacional de lucha contra la impunidad estatal hasta lograr el esclarecimiento de todos los crímenes de la impunidad de ayer y de hoy.

Por eso decimos

A 13 años de la masacre de la AMIA

A 12 años de la voladura de Río Tercero

A 6 años de las jornadas del 19 y 20 de diciembre

A 5 años de la masacre del Puente Pueyrredón

A 30 meses de la masacre de Cromañón

A 10 meses de la desaparición de Jorge Julio López

A 3 meses del asesinato de Carlos Fuentealba

Y cuando día a día se suman más víctimas del gatillo fácil, exigimos

Basta de impunidad y de encubrimiento!!!

Aparición con vida de Jorge Julio López!!!

No a la ley antiterrorista!!!

Que el gobierno abra los archivos secretos

y los entregue a una Comisión Investigadora Independiente!!!

Juicio y castigo para todos los culpables!!!

Laura Ginsberg

A . P . E . M . I . A .

AGRUPACIÓN POR EL ESCLARECIMIENTO DE

LA MASACRE IMPUNE DE LA AMIA

www.apemia.blogspot.com

apemia2002@yahoo.com.ar

1 comentario:

knicksgrl0917 dijo...

hey! i'm going to cali this weekend and won't be back until september...here is the website i was talking about where i made extra summer cash. Later! the website is here

Canal 4 de Avellaneda Dario y Maxi.